Loncheados de ibérico

loncheados de iberico

Hay veces que buscamos soluciones más fáciles. ¿Quieres buen jamón ibérico pero no tienes tiempo de cortarlo o no tienes sitio para él en casa?

¿O crees que no vas a poder consumir todo el jamón antes de que empiece a estropearse?

En cualquiera de estos casos tu solución son los loncheados, las buenas marcas de ibérico venden en Amazon sus mejores productos y ya preparados para el consumo por lo que todo son comodidades.

Jamón ibérico, paleta ibérica, lomo, chorizo, salchichón, morcón. Todo preparado para que los disfrutemos directamente. Por supuesto envasados al vacío para que conserven todas sus propiedades y sabor hasta el momento que decidamos consumirlo.

¿Cuál es la mejor forma de conservar los loncheados de ibérico envasados al vacío?

Como ya hemos visto en otras partes del blog. Los productos ibéricos son la culminación de largos procesos de elaboración orientados a conseguir la máxima calidad. Para sacarles el máximo partido hay que conservarlos apropiadamente.

No vamos a desperdiciar un producto tan excepcional de cualquier manera, ¿No?

Lo primero que tienes que saber es que no es necesario tener los loncheados de ibérico en la nevera, lo que necesitan es un lugar fresco y seco y que no tenga grandes variaciones de temperatura. Lo que viene siendo una despensa sería suficiente vamos.

En estas condiciones te aguantará unos tres meses en perfecto estado. Si ves que se oscurece un poquito no te preocupes, es el efecto de estar envasado al vacío, cuando lo abras verás que recupera su color natural.

Cómo consumir loncheados de ibérico

A mí me resulta muy difícil tener loncheados en casa y aguantar la tentación de comerlos la verdad. Pero bueno, en cualquier caso va a llegar un momento en el que vas a querer disfrutar de tu compra.

Para consumir los loncheados hay una regla de oro: no te lleves los paquetes a la mesa para abrirlos y consumirlos inmediatamente. Si lo haces verás que las lonchas no se despegan bien y no vas a poder apreciar los sabores y texturas del jamón en toda su excelencia. ¡Sería una pena!

Lo que tienes que hacer es abrir los paquetes dos o tres horas antes de consumirlos, al volver a entrar en contacto con el oxígeno después de haber estado envasados al vacío conseguirás que les vuelva su color característico, así como su especial sabor y textura.

Sabrás que está preparado cuando puedas despegar las lonchas sin ninguna dificultad.

Y un truco por si te ha pillado el toro, lo tienes que consumir ya por cualquier razón y no has podido abrirlos con tiempo, haz lo siguiente para salir del paso:

Pon tibia el agua del grifo, no demasiado caliente y pon los sobres del loncheado ibérico debajo del chorro un ratito, luego lo dejas unos minutos solo, secas el sobre y lo abres. Las lonchas se deberían despegar más o menos sin problemas. No es la mejor solución pero lo dicho, nos puede sacar del paso en caso de apuro.

¿Dónde comprar jamón ibérico loncheado y envasado al vacío?

Mi primera opción siempre es Amazon, ya sé que los venden también en Carrefour, El Corte Inglés o Mercadona pero para mí la experiencia de Amazon es insuperable. Envía mucho más rápido que los demás, los productos están a un precio excelente y además si tienes prime muchas veces el envío te sale gratis.

Es comodísimo la verdad, yo soy un gran consumidor de ibéricos así que para ahorrarte tiempo te dejo aquí una selección de lo que tienen disponible. Verás que existe la opción del envío prime (gratis) en varios de los productos.

¿Es mejor comprar un jamón ibérico entero o loncheado y envasado al vacío?

La pregunta del millón, dependerá principalmente del tipo de consumidor de jamón ibérico que eres.

Si eres más bien tipo sibarita que te gusta buscar y encontrar toda la calidad posible para degustar esos ratitos de felicidad mientras saboreas un buen jamón acompañado de tu vino favorito y quizá un poco de queso. Entonces te aconsejo que te compres la pieza entera.

Solo de esta forma vas a poder disfrutar de todos los matices, no hay nada mejor que ir cortando el jamón, percibiendo los olores y preparando tu mismo el plato que vas a disfrutar solo, con tu familia o con tus invitado. Es una experiencia en sí misma.

Pero hay muchas otras situaciones en las que puede ser más aconsejable tirar de loncheados.

  • No estás seguro si vas a consumir el jamón antes de que se empiece a estropear.
  • No tienes tiempo para cortar el jamón.
  • No tienes un buen sitio en tu cocina para tener el jamón.
  • Solo quieres probar un poco de una marca o un tipo determinado para decidir más tarde si te quieres comprar una pieza entera.

En conclusión cualquiera de las dos es una buena opción y una u otra será más indicada según tu situación particular que tú mismo tienes que valorar.

En cualquier caso, elijas lo que elijas, ¡disfruta del jamón ibérico!