Joselito y 5 Jotas

jamon iberico joselito y 5 jotas

Cuando hablamos de jamón ibérico ya estamos hablando de un excepcional manjar único de nuestra gastronomía y que cada vez es más conocido fuera de España.

Y en todo sector hay empresas que destacan, en el jamón ibérico la excelencia tiene nombre: Joselito y 5 Jotas. Ponen todo el empeño en conseguir sistemáticamente una calidad fuera de lo normal y han conseguido que sus productos ibéricos sean considerados los mejores.

No hay ninguna fase del proceso productivo en la que no se ponga todo el cariño y el empeño para que disfrutemos lo mejor de lo mejor. Volviendo a lo de las Ferraris aquí no tendríamos solo un Ferrari único sino el que condujo Michael Schumacher.

Repasemos la idiosincrasia de estas dos empresas, qué es lo que hace que sus productos ibéricos sean únicos y por supuesto cómo conseguirlos al mejor precio posible.

Jamón ibérico 5 Jotas

Jamón ibérico de Jabugo 100% de bellota que se viene elaborando desde 1879, casi nada.

Esas son algunas de las credenciales de esta marca que elabora el que para algunos es el mejor jamón ibérico. Hoy en día puedes visitar sus bodegas o degustar sus productos en alguno de los restaurante que tiene en Madrid y Barcelona.

Para ellos el jamón ibérico es su tesoro, así lo denominan, y lo vienen elaborando desde hace 5 generaciones. Un auténtico lujo poder disfrutar de sus productos en casa después de comprarlos online en Amazon.

Los productos 5 Jotas

No es solo jamón, y por supuesto la paleta, está el lomo ibérico, las carnes ibéricas… Todos ellos preparados con mimo durante años, los necesarios para la cría de los cerdos en libertad y la curación de los productos.

Al final esto es lo que podemos tener en nuestras casas y está a tu alcance con un solo clic.

Estoy seguro de que ninguno de estos productos te va a defraudar, a mí siempre me han salido buenísimos. Tienen un precio más alto que otros jamones ibéricos pero es algo que seguramente te puedes permitir de vez en cuando.

La cría del cerdo ibérico 5 Jotas

Para elaborar sus productos 5 Jotas cría a sus cerdos ibéricos en libertad en dehesas del suroeste español donde se alimentan de las distintas bellotas que producen los árboles de la dehesa combinado con cualquier otro pasto natural e incluso pequeños invertebrados que el cerdo encuentre durante sus interminables paseos en busca de alimento durante la época del engorde.

Esta época en libertad del cerdo se extiende desde que tiene dos meses de edad hasta que cumple el año y medio o dos años. Ahí se produce buena parte del milagro. La combinación del alimento natural, seguramente el clima y el metabolismo del cerdo ibérico hace que se cree esa grasa entreverada en los músculos del animal que consigue ese sabor característico que tanto nos gusta.

La elaboración del jamón ibérico 5 Jotas

A partir de ahí empieza la labor de los distintos maestros que 5 Jotas tiene en su empresa. Ellos aseguran que el jamón ibérico va adquiriendo las características que necesita para llegar a la excelencia.

Primero el perfilador deja el jamón preparado para las siguientes fases eliminándole ciertas cantidades de grasa (la justa) para que madure correctamente. Luego el responsable de la salazón asegura que cada pieza estén enterrado en la cantidad exacta de sal y durante el tiempo adecuado. A continuación el encargado de los secaderos vigila los niveles de temperatura y humedad durante el proceso de secado y el maestro bodeguero hace el seguimiento del proceso mediante calas en los jamones.

Solo los mejores jamones llegarán a nuestras mesas.

Jamón ibérico Joselito

Para algunos el mejor jamón del mundo. Viene elaborándose desde 1868 asegurando el traspaso del método a través de una tradición que va pasando de generación en generación. Y ya van por 6.

Los jamones de Joselito tienen una particularidad, se identifican por añadas. Cada jamón tiene una identificación que lo asocia con el año en que se produjo. Sí, como el vino.

Además es una empresa comprometida con la investigación sobre los beneficios del ácido oleico. Hacen todo lo que pueden para conseguir productos excepcionales.

¡Y la verdad es que lo consiguen!

Los productos Joselito

Ya sea el jamón ibérico, la paleta ibérica o cualquier otro producto de esta marca. Todo es buenísimo. Conozco a gente a la que el mejor regalo que le puedes hacer es algo de Joselito.

Es el jamón ibérico que encontrarás en los restaurantes con estrellas michelín. Un producto único que ahora también se puede encontrar en Amazon. Un verdadero lujo

Algunos detalles sobre Joselito

Es una empresa comprometida con la investigación sobre el mundo del jamón ibérico y no solo eso. Ha sido premiada con un certificado de gestión forestal que además habla de su preocupación por el entorno natural en que cría a sus cerdos. Joselito se preocupa de que la dehesa sea aprovechada de forma racional y sostenible.

Tienen como uno de sus objetivos que sus animales lleguen a la fase de la montanera con un desarrollo adecuado que les permita aprovechar las grandes cantidades de bellota que hay durante esa época.

¿Y qué es la montanera? No es ni más ni menos que el periodo durante el que se cae la bellota, ocurren entre los meses de octubre a diciembre aunque puede durar algo más según haya sido el clima del año.

Esto por supuesto introduce límites a la producción. Esta solo se puede producir durante unos meses determinados del año y el número de cerdos está limitado por la cantidad de bellota disponible. Un solo cerdo ibérico puede consumir 9 kg de bellota al día durante su periodo de engorde.

La elaboración del jamón ibérico Joselito

Sus bodegas están bajo tierra y por lo tanto tienen poca luz y una humedad y temperatura constante. Las oscilaciones de temperatura son entre los 14 y los 18 grados mientras que la humedad se mantiene entre el 60 y el 80 %.

Los jamones y paletas ibéricas se mantienen en esas condiciones durante un tiempo variable que solo los expertos de Joselito conocen ya que depende de varios factores que están en función de cómo ha ido el año.

El clima que haya habido, de qué calidad haya sido la bellota ese año, el peso de los animales… En fin, varios factores técnicos que los expertos de la empresa conocen y manejan a la perfección porque al final consiguen unos productos de una calidad excepcional.